top of page
  • Instagram
  • Facebook
  • YouTube

Brenda Valenzuela Vásquez

Actualizado: 1 sept 2023

Mi nombre es Brenda Valenzuela Vazquez, soy artesana ceramista, mi emprendimiento se llama Beby creaciones, tengo 52 años y llegué a Maipú en el 2002.



Soy ceramista desde los 17 años, y era mi trabajo mientras estudiaba en un taller chiquito que estaba en Carlos Valdovinos. El dueño era Tomás Bize, y es una de las personas con las que tuve la posibilidad de descubrir la cerámica, porque dejaba que uno explorara, descubriera. Después mi vida tomó otros rumbos, no tuve la posibilidad de entrar a la universidad, ya que soy la hermana mayor de 3 hermanos, así que había que trabajar para apoyar a la familia.


Posteriormente, me emparejé a los 22 años, quedé embarazada a los 29 y tuve que dejar de pintar por la toxicidad del polvillo de la cerámica y trabajé en otras cosas. Después me separé, y en eso de comenzar de nuevo, seguí haciendo cerámica pero nunca comercializando, siempre con el deseo profundo de tener mi taller completo. Pasa el tiempo y hace 3 o 4 años atrás salí de un trabajo donde viví una vulneración máxima, una gran pesadilla en mi vida, y en ese estado retome la cerámica, empecé a pintar de nuevo unas tejitas, unos platos, unas tazas, y un montón de cositas que tenía por ahí, retomo y de verdad que fue maravilloso el descubrir esto de nuevo, de sanación profunda a través de la creación y del arte.


Así es como en un retiro de trabajo interno, estoy con la Mati Cartes, que ella era dueña de una OTEC, le muestro y le cuento que estoy con este proceso y ella me invita a una muestra de arte en la segunda versión de “Supermercarte”, que es un concepto de arte a bajo costo y ese año 2018 se hace un intercambio chileno-argentino en el Centro de Arte Alameda. Así que me puse a trabajar, pinte más platos, más tejas, no sabía cómo exhibir, empecé a ver ideas y un día vi mi tendedero malo en el patio y con mi pareja lo habilitamos y ese iba a ser mi exhibidor de pie.



Llegué con mucha ansiedad, emoción, estuve con el Ceramista Argentino Esteban Boasso, muchos pintores, escultores, orfebres, muralistas, un mundo del arte hermoso y vendí todas mis cosas. El arte fue un punto de encuentro, un renacer y ahí se consolida Beby creaciones. Beby porque es mi nombre de pequeña, el apodo de mi familia, entonces Beby por reconocerme justo en ese momento de alta vulnerabilidad, entonces una diseñadora, Gloria, me regala el diseño de mi marca, y ahí nacen hartas cosas. Empecé a pintar sin pensar que este iba a ser mi trabajo y empecé a buscar trabajo, no encontraba, y cuando encuentro, todo bien y de repente no me llaman, yo llamo para preguntar y me dicen que no me contratan en ninguna parte por haber hecho una denuncia de vulneración de derechos fundamentales, en un trabajo donde me maltrataban, y por eso para el sistema soy considerada una persona conflictiva, así que fue difícil y dije - hay que reinventarse -. Fui a la municipalidad a golpear puertas con mis cerámicas y tejas y ahí me dijeron mejor vaya a SERCOTEC al Centro de desarrollo de negocios.


Ahí encuentro este mundo de capacitaciones y me gano una asesoría con Gabriela Aguirre, un gran apoyo, y ahí renace como más consolidada esta pequeña empresa no formalizada. Ahí aprendo muchas cosas, la vinculación con otros emprendedores y en ese andar conozco gente maravillosa con la que comenzamos a trabajar en una ordenanza municipal para las y los artesanos.


Así fui abriéndome camino y conocí a las chicas de Creadores Chile, que es una agrupación en Maipú, porque la condición de agruparnos para trabajar por la ordenanza, es que tú debes ser de la comuna, debes ser artesano, productor, creador o manualista de tus productos y pertenecer a una agrupación, así que hoy soy la secretaria de Creadores Chile. Nos manifestamos para que esto sucediera y presentamos un petitorio de ferias y así partimos, todo autogestionado durante el tiempo de pandemia. Y ahora por fin ya está lista la ordenanza y aprobada en pleno por el concejo, y tenemos nuestra feria que se llama “Feria de las artes” y dependiendo del mes se le agrega algún apellido.



Somos más de 113 familias que estamos representadas por las artesanas y artesanos que tienen sus puestos. Es importante destacar a un artesano en cuero ancestral “Don Hernán”, que antes de participar en la última feria del año pasado, se fue de vacaciones con su esposa y se contagiaron de COVID-19, los hospitalizan y él no sobrevive. Hemos hecho homenajes y han sido momentos muy bonitos, los que deben ser mencionados, porque él fue muy feliz siendo artesano, fue muy querido, muy valorado, un ser muy generoso.


Como Beby creaciones hago talleres de cerámica, trabajo varias técnicas, enseño el pintado de cerámica, trabajo técnicas bajo cubierta, sobre cubierta, cuerda seca, etc. Durante la pandemia hacía domicilios para 3, 2 o 1 persona, y aquí en mi casa he hecho algunos igual. Esto fue maravilloso, partí haciendo talleres de loza pintada en el “Salón de Té Sabores con Alma”. Probamos con un piloto, en donde yo ayudaba a armar el ámbito en los horarios que ella no abría su café y ella daba la bienvenida a mis alumnas con cuencos de cuarzo, para generar una sintonía de apertura y de contacto espiritual, conectarlo con el arte, fueron unas experiencias maravillosas.


Yo hice ferias aquí en mi casa, pero particularmente trabajando con la comunidad en el centro de la Plaza de Maipú, porque está probado que comercialmente sirve para la gente, pero además empiezas a conocer y a querer Maipú, uno se empapa, o sea yo vivo acá, pinto el templo, fui a rutas turísticas para conocer Maipú, no tenía idea que existía este mundo de los pueblos originarios, no tenía idea de las agrupaciones, de conocer gente muy valiosa que tenemos, entonces tiene un valor fuertísimo poder trabajar aquí.



Conoce un poco más sobre la creativa:


39 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo

Comments


bottom of page