top of page
  • Instagram
  • Facebook
  • YouTube

Ana Pilquinao Painenao

Actualizado: 1 sept 2023

Mi nombre es Ana Pilquinao Painenao, vivo en Maipú hace 27 años y llegué acá porque me gustó el barrio aquí en la Villa Alto Jahuel. Soy oriunda de Villarrica y estudié vestuario en un colegio técnico en Temuco.



Me tuve que venir a Santiago por razones de trabajo y trabajé los primeros años en lo que fuera y después ya retome lo mío. En esos años existían las boutiques, yo trabajé mucho haciendo moldaje de vestuario de mujer y después me casé y ya no podía trabajar afuera, y seguí trabajando desde mi casa, pero siempre en la línea como de Cocktail, más elegante, siempre me gusto esa línea, y seguía desde acá, nunca pare de trabajar, con mis guaguas, siempre en la costura, muchos años.


Yo llegué a los 21 años a Santiago en tiempos de dictadura, entonces la cultura mapuche estaba muy escondida, silenciados por el régimen, entonces no teníamos mucho movimiento de ceremonias, pero siempre estuve ligada a mi cultura, porque yo soy mapuche, mi marido es mapuche y obviamente mis hijos son mapuches, y mi hija mayor se empezó a involucrar como activista de nuestra cultura mapuche, entonces ella entró a la universidad y empezó a hacer Küpan, que es el vestido mapuche, entonces yo le daba las telas, las lanas y ella lo hacía para generar sus lucas, pero estaba sobrepasada, yo la veía. Entonces yo entre mis trabajos empecé a hacer cosas también y empecé a vender y le puse “Blanca Rosa”, que es el nombre de mi mamá, entonces empecé a ofrecer vestimenta mapuche y no supe como estuve llena de pega. Y no es que yo sea la experta en vestimenta mapuche, pero lo que yo hice fue empezar a atender a mis clientas y en ese atender, y en ese querer interpretar lo que mis clientas traían, yo empecé a conocer y a atender lolas que querían vestirse para sus graduaciones, señoras que nunca se habían vestido y que al momento de ponerse su vestimenta recordaban a su abuela.



Entonces todas esas experiencias fueron sumando, y empecé a ver que el Küpan, solo no era, tenía que ir con el Trariwe que es con telar y van en la cintura, entonces como yo no sé hacer telar me puse en contacto con una persona que los hace en Temuco y ella los hacía y yo los vendía acá, y ahí me di cuenta de que eso fue super bueno para poder promocionar el trabajo de las ñañas del sur que no tienen muchas formas de vender sus cosas. Y en esa búsqueda, también buscando telares, me encontré con una señora en Temuco vendiendo mantas de hombre, la compré y también la promocioné acá con mi actual emprendimiento que se llama “Ligray”, y también se empezaron a vender.


Bueno, fue así como en el año 2018 se empezó a generar mi tienda virtual con todo eso y a veces llegan clientas pidiendo algo más innovador y yo hago algo más innovador, entonces les hago vestidos sin perder la tradición del Küpan o Chamal, que es el vestido mapuche que va cruzado atrás. El Küpan es un envolvente, entonces uno se lo pone y siempre para la derecha da la vuelta, y después uno se lo toma en frente con dos joyas que son los Cheltuwe.


Me ha tocado vestir machis, personas que van a ceremonias y también novias que quieren vestirse con vestimenta de su cultura mapuche, y ahí yo voy haciendo distintos diseños con Lukutuwe, o un Küpan todo bordado, y siempre con los colores, con el azul que es la parte del mar, con el verde que es más de montaña, el rosado que es como más femenino, el rojo es como el color más de fuerza y así me van pidiendo distintas vestimentas. También hago Chiripá de hombre, que es un envolvente también pero masculino.



Nosotros fuimos tan discriminados que nuestros papás no nos enseñaban tanto nuestra cultura acá en Santiago, entonces empezamos a armar un grupito de personas que veníamos del sur y empezamos a celebrar nuestras ceremonias y a vivir nuestra cultura, y ahí recién yo me encontré con mi idioma, con mis raíces y conocí a mi marido, y después de que yo fui mamá me salí.


Yo veía que mi abuela se vestía a diario con sus Küpan, y a mi mamá como tenía esa conexión con la naturaleza o esa versatilidad que ella tenía para crear, porque ella hacía crochet, hacía frazadas, hacía quesos, tenía huerta, entonces lo que yo hago me conecta con ellas, y yo no sé si alguien va a heredar esto, porque mis dos hijas y mi hijo estudiaron otra cosa, pero ellos igual valoran lo que hago.


Conoce un poco más sobre la creativa:




24 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo

Commenti


bottom of page